Cómo aprovechar mejor la tecnología en mis clases

Horizon Report Europe for Schools: 9 preguntas que yo me haría si dirigiera tu escuela

Acabamos de conocer el Horizon Report Europe 2014 para escuelas, fruto de la colaboración entre New Media Consortium (NMC), la Dirección General de Educación y Cultura y el Institute for Prospective Technological Studies (IPTS) de la Comisión Europea. Todos los informes Horizon suelen ser interesantes y aportan referencias al debate sobre la inclusión de la tecnología en la educación. Sin embargo, este nuevo informe inaugura una nueva manera de abordar el tema, acercándolo a la toma de decisiones en política educativa y enmarcando la innovación en integración de la tecnología dentro de un todo sistémico a través del marco Creative Classroom.

Leído con atención, se advierte bajo las diferentes tendencias, retos y tecnologías la consolidación de un proceso de digitalización de las escuelas que está llegando con fuerza al corazón mismo de su misión. En oleadas anteriores, la penetración de las tecnologías fueron dando soporte a procesos que apoyaban el aprendizaje de forma más o menos tangencial. Sin embargo, ahora está claro que estamos afrontando la digitalización del acto mismo de enseñanza y aprendizaje. En este sentido, el rol del profesorado está cambiando en los lugares donde van por delante, saca partido de las redes sociales para aprender y comunicar, va a utilizar más recursos educativos abiertos en contextos híbridos (diseño para clase presencial pero pongo recursos online) con lo que el aprendizaje empieza a ser de verdad más personalizado. En toda esta dinámica, los datos de aprendizaje que se generan en los diferentes entornos virtuales abrirían dentro de unos años más posibilidades de personalización.

Según el informe, hay retos inmediatos que pueden solucionarse, como la integración de las TIC en la formación inicial del profesorado o la baja competencia digital del alumnado (¿sorpresa?¿no eran “nativos…”?). Otros retos, como la interconexión del aprendizaje formal y el no formal, o la creación de oportunidades de aprendizaje auténtico son más complicados.

En cuanto a tecnología, parece que las tabletas y la computación en la nube están a la vuelta de la esquina, y tampoco andan tan lejos el aprendizaje móvil o la gamificación. La siguiente imagen da una idea resumida del informe:

Tendencias, retos y tecnologías en Horizon Europe Schools 2014

Tendencias, retos y tecnologías en Horizon Europe Schools 2014

No obstante, un informe como Horizon es muy rico en perspectivas y sugerencias. Puede analizarse desde puntos de vista muy diferentes. Uno de ellos es el del equipo directivo de un centro escolar, y hoy quería ponerme en esa piel.

Teniendo en cuenta que el estudio recoge la visión de más de 50 expertos en más de 20 países europeos, y las cantidades ingentes de bibliografía y experiencias que han revisado para redactarlo se me ocurre alguna pregunta que yo me haría si tuviera la responsabilidad de dirigir una escuela, por ejemplo la tuya… (y no es qué marca de tabletas voy a comprar).

¡A ver si está ocurriendo algo interesante ahí fuera y me lo estoy perdiendo!:

1.- ¿Estoy sacando partido a las medios sociales (social media) para comunicar mejor con mi comunidad escolar?

El informe pone el foco, como primera tendencia clara, en la influencia que los medios sociales, que incluyen a las redes sociales y a otros servicios de la Web 2.0, están teniendo en la educación. Son un gran atajo para obtener feedback directo, sugerencias o para facilitar la comunicación con la comunidad escolar de una forma más cercana e informal.

¿Cómo me presento ante mi comunidad?¿Cómo interactuamos?

2.- ¿Los profes de mi escuela aprenden de otros colegas en las redes y medios sociales?

Otro aspecto que destaca el aumento de los medios sociales en el sector escolar es el cambio en la forma en que el profesorado se forma y evoluciona profesionalmente. Cada vez vemos más colegas de profesión aprender de otros y compartir en Internet. Los estímulos serán más variados, con seguridad, pero además logran acercarse más y mejor a los temas que les apasionan. El curso de formación de toda la vida seguirá siempre ahí, pero… ¡ay! ¿Cómo resistirse a un buen TED Ed en pijama en casa?

3.- En un paseo por mi escuela ¿cuántas clases magistrales veo? ¿Hay mucho silencio?¿Demasiado tal vez?

En toda Europa se percibe un cambio en el rol del profesorado. Se ha hablado mucho de esto desde hace décadas, pero parece que el uso de ambientes virtuales de aprendizaje, determinadas apps, o metodologías más centradas en el alumno -que eran posibles antes también pero que con la tecnología resultan más sencillas de gestionar- comienzan a hacer posible esa idea. Sí, es verdad que algunas formas de trabajar son más ruidosas, pero también nos evitan bajas por afonía…

Conforme la digitalización avanza, el papel de los docentes debería ir cambiando. Si no cambia, hay que preguntarse qué no estamos haciendo…

4.- En un paseo por la web de mi centro ¿cuántos blog de aula, sites, aulas virtuales o espacios similares veo?

Parece que hay una tendencia a crear ambientes de aprendizaje híbridos. Está claro que nos dedicamos a la enseñanza presencial pero, a pesar de ello, las experiencias apuntan a que el alumnado sigue mejor nuestras clases si existen estos complementos virtuales. De nuevo, nos permiten enlazar los tiempos de clase y de fuera mejor, pero quizás hasta nos sirvan para estructurar nuestro tiempo presencial y poder dar mayor valor añadido a nuestro cara a cara con el alumnado. Por ahí apunta el estudio…

5.- ¿Usamos algún Recurso Digital Abierto?

¿Un qué?

Con toda la información que hay, el contenido deja de ser un valor en sí mismo. Lo importante es el uso que se hace de él y cómo lo utilizamos para producir aprendizajes en nuestros alumnos. Los OER (Open Educational Resources) o REA sacan partido de esta idea, y abren las posibilidades pedagógicas de los contenidos que podemos encontrar en Internet.

Por otra parte, es posible que estés dudando si comenzar a desplegar o no contenidos digitales comerciales: inversiones en infraestructura, gasto inicial para las familias, oferta editorial por conocer bien, leyes de gratuidad… Un camino intermedio, en este momento, podría ser explorar los Recursos Digitales Abiertos. Son reutilizables, remezclables, gratuitos… Quizás te guste y sigas, o quizás te ayuden a tomar decisiones posteriores.

Mira el apartado del informe donde habla de este asunto… tiene enlaces interesantísimos.

6.- ¿De verdad que mis alumnos y alumnas no tienen buena competencia digital?

Pues parece que no. Utilizar Whatsapp o procesadores de texto no es suficiente. La competencia digital que se espera de ciudadanos de este siglo es más completa y profunda. DIGCOMP puede darte algunas claves.

7.- ¿Aprovecho la curiosidad de mi alumnado en su tiempo libre para que aprendan más en mis clases?

Siempre hemos hecho visitas a museos, parques, bibliotecas, salas de conciertos… Lo que antes hacíamos desde la escuela, parece que podría tener un mayor impacto si lo incluimos en nuestra clase pero desde los aprendizajes informales o desde los no formales o si estas insituciones del lado no formal de la educación utilizan la web para crear experiencias de aprendizaje que puedan, incluso, llegar a tener algún tipo de reconocimiento. No os perdáis tampoco este apartado del informe.

8.- ¿Compartimos archivos en la nube, usamos ofimática en la nube?

Esta es otra de las tendencias inminentes. La verdad es que lo estamos viendo y crece como la pólvora. Los centros comienzan a organizarse con menos papel, con redes más ágiles, y con métodos de colaboración más eficaces gracias a suites ofimáticas en la nube que combinan almacenamiento, sistemas de videoconferencia y otras herramientas útiles. Los gigantes de la web las están ofreciendo y los centros las valoran de verdad.

Más allá de las ventajas evidentes en el día a día, se trata también de una forma de trabajo más cercana a la que les tocará vivir: colaboración en estado puro.

9.- ¿Estamos experimentando con dispositivos móviles, como tabletas o smartphones?

Vale, llegamos al aparato… No voy a hablar mucho de esto. El informe dice que en menos de un año vamos a estar llenos de tabletas… yo no lo veo tan claro, aunque sí estamos cerca. Sin embargo, si estuviese dirigiendo tu escuela trataría de entender cómo podemos sacarle partido a estos dispositivos individuales… ¿En qué edades funcionan mejor?¿Para qué asignaturas?¿Dentro de qué tipo de metodología?¿Qué infraestructura requieren?

***

En fin, tengo compañeros de profesión que no usan la tecnología para nada y a cuyas clases me apuntaría feliz porque en ellas hay mucho de aprendizaje auténtico, relación de lo formal y lo no formal, interés por la persona que tiene enfrente… Por tanto, no se trata de hablar de tecnología sí o no… es un debate superado… Hay principios que subyacen y son los que de verdad importan.

Sin embargo, estamos en 2014 y la mayor parte de los trabajos de nuestros alumnos de hoy están todavía por inventar, y tal y como va el mundo no tiene pinta de que vayan a ser trabajos con menos requerimientos de competencia digital que hoy… ¿No?

Por cierto, aquí está el Horizon Report Europe 2014 completo.

Similar posts
  • Didáctica de la robótica educativa desde un enfoque constructivista Acaba de ver la luz el libro “Didáctica de la robótica educativa. Un enfoque constructivista”, de los profesores Arlegui y Pina, en la editorial Dextra. Son 388 páginas que provienen de una larga y fructífera experiencia formando a profesorado y experimentando en primera persona muchas de las actividades. En la propia web de la editorial [...]
  • Semáforos de ruido con Scratch: gamificando el ambiente Soy uno de esos profes disruptivos que generan ruido en su pasillo. Ciertas metodologías nos llevan de forma irremediable al ruido… Pero este curso estaba dispuesto a molestar lo menos posible a los compis sin renunciar a dinámicas activas y participativas, así que he incorporado los semáforos de ruido a mi repertorio. Como los aparatos [...]
  • Algunos ejemplos de narrativa digital con Scratch Scratch se autodefine como un programa para crear historias, juegos y animaciones. Así: primero, historias. En su ADN, por tanto, la narración digital está más que presente. Crear historias, jugar con personajes, ambientes y comportamientos es propio de áreas lingüísticas en nuestros sistemas educativos. Scratch le añade una dimensión nueva al permitir una interacción cercana [...]
  • ¿Libros y Scratch? ¡Participa en la cervanrobotweek! Son las 8:00 de la mañana y en mi casa se escucha al Caballero de la Triste Figura dirigiéndose a su amada en una habitación “Soberana y alta señora…” Últimos repasos antes de leer delante de todo el cole. Por el pasillo me cruzo con un quijotillo que lleva una lanza que fue ayer escoba… [...]
  • Programando los laberintos de Borges… ¡con peques de 5 años! Para los que damos clase a mayorcitos, mezclar en la misma frase las expresiones “programación”, “laberintos de Borges” y “aula de 5 años” es del todo explosivo. Confieso que me quedé atónito cuando visité la entrada del blog de aula del colegio Jardín Newlands, donde se desarrolló la experiencia que hoy traigo y vi a [...]

No se han encontrado comentarios

¿Qué piensas sobre esto? ¡Gracias por tus comentarios!:

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

@grubiona en Twitter…