Tecnologías educativas: práctica y resultados de investigación

LOMCE y aprender a programar software

Llega una nueva ley educativa –la LOMCE ahora- y comienza el tetris para encajar los nuevos requerimientos del legislador. A menudo, los árboles no nos dejan ver el bosque y eso es algo que puede ocurrir también en este caso. Estamos todavía sufriendo una crisis profunda, tenemos que reinventar numerosas partes de nuestro tejido productivo y es el momento de preguntarse qué queremos ser de mayores. ¿Qué pinta lo de programar software en todo esto?

En Navarra, hace unos años nos preguntamos qué queríamos ser de mayores y se hizo un Modelo de Desarrollo Económico que apostaba por la sociedad del conocimiento y por la I+D+i. En otra entrada he hecho notar la coincidencia entre las prioridades de gasto de los fondos estructurales 2014-2020 y este plan. Sin embargo, el plan se diseñó en un momento con una realidad presupuestaria completamente distinta y con unas posibilidades de inversión también muy diferentes. Pasados los años, y estando donde estamos, quizás habría que mirar un poco hacia dentro de ese Modelo de Desarrollo Económico de Navarra y tratar de interpretar qué tipo de inversión en la sociedad del conocimiento y en la I+D+i es posible hacer en este momento.

Si se hace este análisis, se detectará que una rama completamente transversal y necesaria para la innovación en todos los sectores productivos -con esfuerzos inversores por debajo de las grandes infraestructuras de obras públicas- es el desarrollo de software. El Plan no iba nada desencaminado cuando en las raíces del árbol de Moderna, en Educación, Talento y Capital Humano, señalaba en la línea estratégica 1 (Optimización del talento actual y desarrollo del talento necesario en el futuro) que uno de los proyectos sería el «1.2. Programa para impulsar el desarrollo en Navarra de contenidos formativos para el desarrollo de conocimientos, actitudes y habilidades, basadas en nuevas tecnologías y en la aplicación de metodologías innovadoras.» 

Impacto en el sistema educativo

Parece que el trabajo con las competencias que se usan en programación de software tiene un impacto muy positivo en el alumnado. En este artículo de programamos.es se hace un repaso por la abundante evidencia científica que demuestra -en grupos que han aprendido a programar desde Infantil- la mejora de resultados en pruebas de matemáticas, razonamiento y resolución de problemas, el impacto positivo en la creatividad y respuesta emocional de niños con dificultades de aprendizaje, así como en el desarrollo de las habilidades cognitivas y socio-emocionales. También se ha demostrado que el alumnado que aprende a programar en edades tempranas tiene menos estereotipos de género en relación a las carreras  STEM -Ciencias, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas-  y menos reticencias para continuar sus estudios y profesiones en estas disciplinas.

En Navarra es pronto para evaluar resultados, pero la experiencia que vamos acumulando con la Red de Centros en Robótica Educativa que se presentó el curso pasado, y que anda por los veinte centros en el curso 2013-2014, demuestra que el alumnado desde 4 de Primaria a 2º de la ESO adquiere con rapidez los conocimientos necesarios para programar con BYOB o para mover los robots. Más interesante aún: aplican conocimientos de ciencias, matemáticas, discuten, se ponen objetivos, planifican, prueban, rectifican, explican a otros… y lo hacen desde la motivación.

El futuro de nuestros estudiantes: qué queremos ser de mayores como región

Además del beneficio presente, el beneficio futuro es clave, y es donde es necesario el análisis estratégico por parte de los líderes. El capítulo 1 del estudio PIAAC (PISA para adultos…) ofrece en su tabla «A1.5 Trends in routine and non-routine tasks in occupations, United States, 1960 to 2009» los datos con los que he construido el siguiente gráfico:

TrendsNonRoutine

Un vistazo rápido revela unas tendencias sobre las que habría que pensar un poco… ¿Para qué escenario estamos preparando a nuestros estudiantes?

Bill Gates, que habla poco pero clarico, dijo el 13 de marzo pasado en un acto de la AEI que dentro de 20 años una gran cantidad de puestos de trabajo desaparecerán y serán sustituidos por el software automatizado. No es el primero que lo dice… ¿En qué parte del escenario queremos estar?

La Unión Europea lo ha visto también con claridad. En su Agenda Digital, dentro del Pilar VI, ha establecido una línea de trabajo (la 126) a la que ha bautizado “Gran coalición por los trabajos digitales” con la misión de cubrir las necesidades que estiman, para 2015, en 900.000 los puestos que no podrán cubrirse en el campo de las TIC en Europa. En el caso de Estados Unidos, la proyección a 2020 es muy similar.

Pero aún hay un dato curioso que refuerza la transversalidad de las competencias en programación de software con la que comenzaba este artículo: el 70% de las ocupaciones relacionadas con la computación se dan fuera de la industria tecnológica. Son puestos que se ocupan a menudo con titulados de otras licenciaturas, en el mejor de los casos, y que están mejor remunerados que la media.

Las regiones que pretenden ser más dinámicas han entendido esta situación y están introduciendo esta nueva alfabetización en sus sistemas educativos.

Para saber más:

4 Comentarios

  1. Maestra de Primaria Maestra de Primaria
    25/03/2014    

    Para enseñar eso a nuestros alumnos, primero tenemos que saber nosotros. La pregunta es, dónde o quién nos lo puede enseñar a nosotros y en tan poco tiempo?

    • Gabriel Gabriel
      25/03/2014    

      Ese es el tema, desde luego! Se está ofreciendo formación ya desde varios organismos y universidades, hay materiales… En Navarra hay formación en la Red de centros de robótica educativa. Si se avanzara por ahí habría que ir poco al poco, desde luego! Muchas gracias por tu comentario!!

  2. 25/03/2014    

    No puedo estar más de acuerdo, Gabriel. Adquirir unos conocimientos básicos de programación abre muchas más puertas de lo que pudiera parecer a primera vista. Independientemente de los logros que pudieran obtenerse «desarrollando software», permite tener una idea mucho más realista del funcionamiento de los programas informáticos que utilizamos cada día para casi cualquier tarea.

    Esto significa que se pueden inferir utilidades nuevas, aprender a utilizar el software mucho más rápidamente y utilizarlo a modo de «piezas de lego» para conseguir resolver problemas de toda índole.

    Un analfabeto ha dejado de ser alguien que no sabe leer y escribir. En el siglo XXI, un analfabeto es quien no es capaz de utilizar y adaptar la tecnología. Enseñar a programar, aunque sea a un nivel muy básico, es sin duda una de las mejores ideas a nivel educativo.

    Un saludo!.

    • Gabriel Gabriel
      25/03/2014    

      La idea que apuntas, sobre el conocimiento que se adquiere en cuanto a los entresijos de la programación, es muy interesante. Al final, es una toma de conciencia imposible de hacer si no se experimenta con la materia! Desde luego, otra dimensión para añadir. Gracias!

¿Qué piensas sobre esto? ¡Gracias por tus comentarios!:

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

@grubiona en Twitter…