Tecnologías educativas: práctica y resultados de investigación

Más dormidos en clase que en la cama: ¿te lo crees?

Los profesores nos empeñamos en hablar sin parar en clase durante horas. Quizás arrastramos algo así como un rasgo evolutivo que nos hace permanecer hablando durante horas -enseñando decimos- aunque no tengamos certeza de que las personas sentadas que tenemos frente a nosotros estén aprendiendo algo…

Sin embargo, ¿qué ocurre en las mentes de nuestro joven auditorio mientras hablamos? En una cultura audiovisual y gamificada es fácil intuir que no nos pondrán mucha atención… Nuestra experiencia diaria en clase también parece reforzar esa impresión…

Buscando respuesta a esto he encontrado un experimento que tiene algunos años y cuyo resultado va en la línea de lo que me temía: ¡el cerebro tiene menos actividad durante una clase magistral que durante el sueño!

¿Mejor dormir en clase que en la cama?

El experimento consistió en ponerle un sensor weareable a un estudiante durante una semana y medir la actividad corporal que daba pistas de lo que podría ocurrir en su cerebro. En la imagen puede verse cómo hay momentos en los que la actividad registrada es muy intensa (laboratorio, estudio, examen) y otros en los que es muy baja (relax y… ¡clase!). Lo llamativo del experimento es que los gráficos más bajos son los de las clases magistrales:

Actividad de un estudiante durante una semana

Actividad de un estudiante durante una semana

 

No sé si será muy determinante o no, puesto que el experimiento se hizo con una sola persona… pero da que pensar ¿verdad?

Para saber más:

Si alguien conoce más experimentos como este, agradecería que me enviasen las referencias. Aquí dejo yo la referencia del que encontré. Espero que lo disfruten:

Poh, M.Z., Swenson, N.C., Picard, R.W., “A Wearable Sensor for Unobtrusive, Long-term Assessment of Electrodermal Activity,” IEEE Transactions on Biomedical Engineering, vol.57, no.5, pp.1243-1252, May 2010. doi: 10.1109/TBME.2009.2038487   http://affect.media.mit.edu/pdfs/10.Poh-etal-TBME-EDA-tests.pdf

Similar posts
  • Carnaval con Scratch: ¿remezclas en clase este videojuego de Miel Otxin? Uno de los personajes con más tirón en el carnaval navarro es el bandido Miel Otxin. Nadie sabía dónde se escondía, pero su fuerza y sus destrozos eran tantos que todo el mundo le tenía miedo. En especial, los pobladores de Lantz. Aunque organizaban pequeños ejércitos contra él, Miel Otxin huía y les lanzaba enormes [...]
  • Contar la vida de María Zambrano a través de su móvil con Genially Hoy se cumplen 27 años de la muerte de la intelectual María Zambrano, una de las mujeres de esa otra generación del 27 cada vez más reivindicada. El exilio la alejó de un reconocimiento que le llegó ya tarde. En sus últimos años recibió el Príncipe de Asturias (1981) y el Premio Cervantes (1988) y [...]
  • Así ayudamos a aprender con ordenadores 1:1 Ejemplo con Chromebooks ¿No os habéis preguntado si lo que estáis haciendo con los ordenadores da realmente un valor añadido a vuestro alumnado? Esta infografía trata de recordar de forma sencilla algunas actividades con valor añadido que podemos hacer con Chromebooks o con otros ordenadores portátiles. A menudo utilizamos ordenadores en clase y, sea por lo que sea, [...]
  • Gamificación sobre 10.000 puntos con Drive (y 3): esmeraldas, minipuntos y co... Esta es la última entrega sobre la hoja de cálculo en Drive que nos ayuda a gestionar toda una gamificación de la evaluación sobre 10.000 puntos. Una de las cuestiones más complejas de la gamificación es, precisamente, la gestión de puntos normales, de puntos adquiridos por cualquier otro procedimiento, de las tarjetas, etc. Una hoja [...]
  • Evalúa a tu clase sobre 10.000 puntos con esta hoja en Drive (2): la historia... La semana pasada compartí la hoja de cálculo que me sirve para gestionar una evaluación gamificada que otorga hasta 10.000 puntos por estudiante y premia con tarjetas de poder, esmeraldas y minipuntos. La herramienta se puede adaptar a otras gamificaciones tal y como está pero, para sacarle partido y entenderla a fondo, es necesaria una [...]

2 Comentarios

  1. Buenas noches Gabriel:
    Esa gráfica hace años que la uso yo en mis presentaciones que hago a profesores y padres en las charlas que hago. Es curioso ver la reacción que hace todo el mundo ante esa gráfica. Lo primero que les hago ver es como está el cerebro de una persona viendo la tv. y a partir de ahí ellos mismos van sacando sus conclusiones. Lo verdaderamente preocupante es, como es posible que todo haya evolucionado vertiginósamente menos en educación. Sabemos por neurociencia que todos nuestros alumnos no aprenden igual pero, seguimos enseñando igual que nos enseñaron a nosotros, a nuestros padres etc.

    Pero: ¿Cómo enseñan los alumnos que salen de las universidades que estudian magisterio?. Salvo honrosas excepciones los nuevos maestros que salen de la Universidad da clase como le enseñaron a él. Y ¿Cómo le enseñaron a él? Como nos enseñaron a nosotros, a nuestros padres etc. Y volvemos a empezar.

    Un saludo

    • Gabriel Gabriel
      07/02/2016    

      Hola Ricardo!!

      La verdad es que es una gráfica impresionante… Yo me quedé de piedra!!

      El tema que señalas es cierto. Sin embargo, el problema no tiene una fácil solución sin inversión, liderazgo, decisión y cierto acuerdo para poder trabajar en una dirección durante unos años… Con todo eso se podría hablar entonces de formación, materiales, equipos informáticos, etc… Hace falta crear las condiciones que permitan trabajar de otra manera en las aulas, y eso no ocurre por generación espontánea. Ahora que he vuelto al aula, y que intento trabajar de otra forma, te certifico que vendría muy bien a los centros un empujón decidido para poder romper la burbuja en la que vivimos… Un abrazo!!

¿Qué piensas sobre esto? ¡Gracias por tus comentarios!:

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

@grubiona en Twitter…