Seis escenarios para la educación del 2020

El grupo del CERI (Centre for Educational Research and Innovation) de la OCDE ha desarrollado una serie de seis posibles escenarios educativos para los próximos años (hasta 2020), agrupados en tres categorías: mantenimiento del status quo, evolución (re-schooling), involución (de-schooling). El valor que ellos mismos reconocen al ejercicio es el de una herramienta para pensar sobre lo que queremos y sobre lo que no queremos… Ahora que nos vemos obligados a tomar decisiones condicionadas a menudo por el presupuesto, no está mal tratar de ganar perspectiva y entender hacia dónde nos llevarían alguna de las posibles elecciones.Todas las mezclas son posibles…

No lo he encontrado en castellano, así que voy a hacer una versión del documento en inglés, que he enlazado al final. ¡Espero que os sirva de algo!

1. Mantenimiento del status quo

Dentro de esta categoría caben dos posibilidades, según el CERI. 1a) continúa la burocratización de los sistemas educativos, con enorme resistencia al cambio, evaluaciones como elementos clave de rendición de cuentas pero sin entrar en su capacidad de desarrollar competencias, modelo de profesor individual, administración orientada a la eficiencia, centralizada, sin incrementos en asignación de presupuestos, con tecnología que va creciendo pero sin producir grandes cambios, y con una presión palpable de las empresas en el mercado de la enseñanza, entre otros rasgos.

También puede darse una situación de 1b) Huida del profesorado, colapso. Los problemas derivados de la avanzada edad del profesorado, la carencia de profesionales (que desmoralizados huyen hacia otras profesiones más valoradas), y la dificultad de provocar cambios en el atractivo de la profesión debido al tamaño de la fuerza laboral, acabarían creando dinámicas de conflicto y de cambio colectivo. Dentro de esta tendencia puede haber problemas en el aprendizaje y muy variadas respuestas a los problemas organizativos. Podría desarrollarse un competitivo mercado internacional de profesorado y podrían subir salarios en detrimento de inversiones en otras áreas (TIC, espacios…).

2. Evolución (Re-schooling)

Calidad, equidad, inversión, reconocimiento son algunas de las palabras clave en estos dos escenarios. El primero de ellos, 2a) Escuelas como centros sociales nucleares, pinta unas escuelas que son reconocidas como la mejor herramienta para luchar contra la fragmentación social, familiar y comunitaria. Las elecciones que llevan hasta aquí han apuntado hacia el desarrollo de los valores, la ciudadanía, los resultados no meramente cognitivos, y el liderazgo distribuido. Además, se ha invertido en edificios, equipamiento y TIC, se ha abierto la escuela a la comunidad y se ha puesto al frente a profesionales muy cualificados y bien remunerados, con gran variedad de fórmulas contractuales, que interactúan con otros muchos profesionales y agentes.

El escenario 2b) Escuelas como organizaciones centradas en el aprendizaje, las escuelas se revitalizan en torno a un proyecto de conocimiento más que alrededor de un proyecto social. Aumenta la investigación educativa, y su aplicación, las escuelas se rigen por estructuras horizontales, se organizan redes y equipos diversos, las decisiones se toman dentro de las escuelas y sus profesionales, con la colaboración cercana de universidades, familias y otras organizaciones sociales. Mucha inversión, mucho uso de las TIC, profesorado muy motivado, desarrollo continuo, internacionalización, contratos de diversa naturaleza…

3. Involución, desmantelamiento (De-schooling)

El descontento de los actores clave lleva al desmantelamiento de los sistemas educativos tal y como los conocemos. Por un lado tendríamos 3a) Redes de aprendizaje y Sociedad en Red. Debido a la insatisfacción con los modelos institucionales, comenzaría un proceso de abandono de las escuelas y agrupamiento en múltiples redes de aprendizaje que aprovecharían las posibilidades de unas TIC muy baratas. Programas como “escuela en casa” (home-schooling) se extienden, mientras que el peso de la administración educativa -y sus infraestructuras- se difumina, como también se difumina la profesión docente.

Por otro 3b) sería la Extensión del modelo de mercado. Como el anterior, parte de la insatisfacción, pero encuentra la respuesta en las leyes de la oferta y la demanda aplicadas al mercado del aprendizaje. Los aprendizajes más valorados estarían determinados, en este escenario, por quienes adquieren los servicios educativos o por quienes dan valor de mercado a los diferentes itinerarios de aprendizaje (como los empleadores). Podría darse gran peso a resultados no cognitivos y a valores. Las administraciones educativas reducen su peso e importancia. Podría haber problemas con falta de economías de escala. Emergerían nuevos tipos de profesorado, así como nuevos tipos de acreditación.

Bueno, basta, que esta entrada es ya demasiado larga… Le he dado bastantes vueltas y tengo claro hacia dónde me gustaría ir a mí, pero:

  • ¿Hacia dónde estamos yendo?
  • ¿Hacia dónde deberíamos ir?
  • ¿Hacia dónde podríamos ir?

Para los que queráis profundizar, el texto original está aquí:

http://www.oecd.org/edu/school/centreforeducationalresearchandinnovationceri-theoecdschoolingscenariosinbrief.htm

 

 

Un comentario en “Seis escenarios para la educación del 2020

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>